Editorial Mayo. Acoso callejero y 2×1: nunca más. Educación popular e integración para mujeres en situación de calle: hoy más que nunca.

Lucía Cabrera es la primera mujer que logra que la ley contra el acoso callejero se aplique en la Ciudad de Buenos Aires. Después de que un taxista la persiga y la acose, en este mes de mayo su caso llegó a la instancia de mediación judicial. Lucía eligió que el acosador haga un curso en la ex Esma antes que le otorguen sólo un resarcimiento económico. ¿Cómo logró Lucía que el policía detenga al taxista bajo una ley que desconocía? ¿De qué se trata este caso y qué permite abrir para todas las mujeres? ¿Cómo avanzó la causa hasta concluir en esta victoria? Entrevista profunda a Lucía Cabrera y a su abogada, Greta Ter Akopian, dos voces ineludibles para escuchar en este mayo. Lee la nota. 

Mayo también nos deja una marcha masiva de pañuelos blancos en repudio al fallo del 2×1 que la Corte Suprema resolvió para beneficiar a los genocidas presos por delitos de lesa humanidad. En la Plaza, con carteles, pañuelos, cantos y voces una multitud volvió a gritar “nunca más” y a pedir justicia. Fotos y voces desde el caminar colectivo del 10 de mayo que colmó la Plaza con 500000 personas. Un caminar que iniciaron las madres y abuelas y que 40 años después sigue más vivo que nunca. Lee la nota.

¿Qué hacés si te quedaste sin trabajo, sin apoyo?, ¿Si estás en la calle? Cada vez más personas se encuentran en situaciones económicas complicadas, consecuencia de las políticas económicas neoliberales, los despidos y los recortes de dinero. El sistema capitalista salvaje margina hasta el límite de la supervivencia. Junto a la falta de políticas de vivienda, tierra y trabajo, este cambio trae diariamente un incremento en el número de personas que se viven en situación de calle, que se quedan con la ropa puesta y tienen que dormir bajo un puente, en la entrada de un edificio. Frida – Centro de Integración para mujeres en situación de calle, es una casa en Parque Patricios que ofrece un lugar para vivir y genera posibilidades de estudio y de trabajo para mujeres cis y trans en situación de calle. Una propuesta que se sostiene por el compromiso y la lucha de sus trabajadoras. Y como nos gusta escuchar mares y caracoles, en este tema hay voces múltiples para adentrarse. Para conocer y escuchar la historia y las voces colectivas del Frida, podés leer esta nota primero. Hay motivos para emocionarse y entender cómo funciona el espacio y su acción cotidiana. Para entrar a la historia de María del Carmen, una de las mujeres que vive en el Frida, podés leer este retrato de su propia voz. Desde el monte tucumano de crianza hasta el aprendizaje sobre cómo curar mordeduras de víbora y usar hierbas medicinales, los sueños de María del Carmen nunca dejan de florecer: termina la primaria, anhela un trabajo e imagina su casa propia. Retrato profundo y en primera persona desde el Frida – Centro de Integración para mujeres en situación de calle.

Seguimos esperando paritarias para los docentes. Mientras, nos adentramos en la problemática educativa desde varios frentes. En este marco de conflicto, se pusieron sobre la mesa no sólo los sueldos insuficientes y las condiciones laborales precarias de docentes de todo el país sino también la falta de un debate de fondo sobre el sistema educativo. ¿Qué tipo de escuelas queremos para las y los jóvenes?, ¿Qué contenidos y qué formas de aprendizaje pueden mejorar las condiciones de vida, la reflexión, el camino educativo de los estudiantes? En los Profesorados de Educación Popular en IMPA, los y las futuras docentes se forman en y para una educación popular. Esta práctica de enseñanza-aprendizaje permite reflexionar y dar respuesta a muchos interrogantes que la escuela tradicional deja en el camino: ¿Cómo generar una formación inclusiva para personas que necesitan trabajar además de estudiar?, ¿Cómo fomentar una mirada (auto)crítica sobre la docencia y el sistema educativo? Lee la nota. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *