Editorial Noviembre. Reforma Laboral. Pro-Forma Empresarial

El resultado de las elecciones de octubre fortaleció al macrismo, que ahora busca cambios legales profundos a través de la Reforma Laboral, la Reforma Tributaria y la Reforma Institucional. Los primeros dos ejes significarán transformaciones en la vida económica, cuyos costos pagarán los sectores más vulnerados y se beneficiarán las grandes empresas.

El borrador que circula para la Reforma Laboral, intenta formular una equivalencia entre empleados y empleadores, como si no existiera ninguna relación de poder entre los dueños de los medios de producción y quienes venden su fuerza de trabajo. También amplía la precarización laboral, con la posibilidad de contratar a una persona que, a su vez, puede tener hasta cinco colaboradores que no tendrían ninguna vinculación legal con quien realmente los está contratando.

La mirada de una abogada especialista en derecho laboral nos abre el análisis general sobre las implicancias y consecuencias de la Reforma Laboral impulsada por el macrismo para las y los trabajadores: el cambio en las modalidades de trabajo, la reducción de las indemnizaciones y multas, la posibilidad de modificar horarios de jornada y la imposibilidad de apelación para empleados y empleadas. Punto a punto en los aspectos más importantes, una voz letrada nos acompaña a comprender la letra chica de este proyecto y las brutales consecuencias de su aplicación. Leer más.

Pero no sólo es escandaloso lo que plantea la reforma. También preocupa lo que no plantea: no hay ningún plan para combatir la brecha salarial entre mujeres y hombres, no se contempla el cupo laboral trans, no se problematiza el concepto de trabajo para entender las realidades de las mujeres y los sujetos feminizados que realizan tareas domésticas y de cuidado sin recibir remuneración y sin las que la economía productiva no podría funcionar. Candelaria Botto, de la organización “Economía Feminista” ilumina algunos de los aspectos más relevantes de la reforma, en clave feminista. Leer más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *