Autodefensa informática

Por Jennifer Löcher.

Es sábado a la tarde en Monserrat. Se abren las puertas del Centro Cultural Tierra Violeta, un espacio feminista coordinado por Diana Maffía. Veo diferentes grupos en una mesa grande con notebooks, cables, mates, galletitas y una cerveza. Dejo mi mochila sobre una de las sillas y escucho a Fauno del Partido Pirata explicar de qué manera el navegador Tor logra que nadie pueda acceder a la información que envío.

Cuando quiero sacar una foto del dibujo que hizo de los túneles de la información, me llama la atención sobre la privacidad y acerca de pedir siempre permiso para los registros. En otra parte de la sala hay gente jugando con configuraciones de protectores de pantalla. Y a mi lado me comentan: “Vamos a instalar un sistema operativo libre en mi celu. ¿Te interesa saber cómo se hace?” Siento que caí en una internet con cuerpos reales.

A lo largo de la tarde hablo con diferentes personas que se presentan con sus pseudónimos cuando les pregunto por sus nombres y junto a Pao del Centro Cultural Tierra Violeta me cuentan de qué se tratan los encuentros Grog&Tor y por qué es relevante para las mujeres y las disidencias sexuales saber de tecnologías y de seguridad informática.

– ¿De qué se tratan los encuentros Grog & Tor?

Lobito: Los Grog & Tor son eventos que organizamos todos los meses con el Partido Pirata y son parecidos a las criptoparties, o criptofiestas, que son eventos donde la gente se junta para aprender entre todas las personas a usar herramientas de autodefensa digitales e informáticos. Con el Partido Pirata venimos haciendo estos eventos desde hace un año y medio más o menos.

– ¿De dónde viene el nombre?

Lobito: Grog es una bebida ficticia que viene del juego Monkey Island, donde el protagonista quiere ser pirata. Es una bebida que toman piratas, una bebida alcohólica. Y Tor es un sistema que se usa para navegar sin que tu proveedor de internet sepa qué estás haciendo, dónde estás, qué contenidos estás viendo. Entonces, Grog viene a decir que es un encuentro distendido, social. Se junta por ahí a merendar o a tomar algo. Y la parte de Tor viene por el lado del cifrado, la privacidad y la seguridad.

– ¿Por qué hacer un encuentro de seguridad informática en un centro cultural feminista?

Lobito: Nuestra idea es darles más herramientas y más poder a activistas que muchas veces sufren la persecución policial porque actúan en contra de intereses de gente que está en el poder.

Pao: El Centro Cultural Tierra Violeta funciona bajo el paraguas institucional de la Red Argentina de Género, Ciencia y Tecnología, y una de las misiones de la red es promover el acceso de mujeres y diversidades a la tecnología y el uso de la tecnología. Y Tierra Violeta, en tanto espacio feminista, es un espacio que entiende que el acceso a la tecnología por parte de mujeres y la diversidad sexual es fundamental para achicar la brecha digital, para permitir una mejor inserción en la economía, la vida social etc. De donde lo mires, está bueno que las pibas se acerquen a la tecnología. Por eso se abren las puertas a un número enorme de actividades relacionadas con la tecnología y la computación, con énfasis especial en el software libre. Somos usuarios del software libre, lo alentamos.

Colette: Dimos un taller de acercamiento a herramientas y también a la problemática de la seguridad en las comunicaciones y vinieron compañeras de un grupo de feministas que estaban con la necesidad de poder comunicarse de una manera no tan pública. Es fundamental, sobre todo en una actividad donde tenés que estar cuidando mucha información sensible.

Pao: Además, es un espacio que tratamos de mantener libre de machismo, de actitudes que penamos en otros espacios de acceso a la tecnología donde los muchachos imponen su voz y su saber y no son amigables para que las chicas experimenten, aprendan, pregunten, enseñen. Nuestro aporte también tiene que ver con ese aspecto. Crear un espacio que sea amigable para las pibas, para las personas trans en general, para maricas que vienen. Que no haya acoso ni violencia sexista, ofrecer baños unisex intervenidos por una artista performática trans, generar un espacio de trabajo que está marcado por la disidencia sexual, una perspectiva de género más amplia que la que en general tienen muchos espacios, tanto del software en general como del software libre o hacklabs en los que hemos estado y no nos hemos sentido cómodos. Entonces, generar un espacio donde nos sentimos cómodos.

– ¿Qué le aportan al feminismo los conocimientos de tecnologías, software libre e informática?

Pao: El acceso a la tecnología es fundamental desde una perspectiva feminista porque da libertad. La libertad de buscar información, de comunicarse con otras personas, incluso en circunstancias que pueden ser muy condicionantes en cuanto a la circulación o el uso del espacio, como puede ser una piba muy embarazada, o con un embarazo complicado, con un bebé, un marido celoso, una novia celosa. Digamos, una piba que está un poco encerrada en el ámbito doméstico. A través de la internet, de los sistemas electrónicos de comunicación, que puede ser su teléfono, puede estar conectada con el mundo de una manera que no lo estaban nuestras abuelas. Estabas dentro de tu casa y no hablabas con nadie. Y hoy estás dentro de tu casa, por el motivo que sea, por ejemplo cuidando tu abuela, son espacios femenizados que generalmente ocupan las mujeres, desde los cuales podés seguir en contacto, comunicarte, buscar acceso a redes feministas, a teléfonos de apoyo, de emergencia.
Lo mismo me parece que para la población trans, el acceso a la internet hizo una diferencia abismal en cuanto al acceso a la información, acceso a redes, a activismos, a producciones académicas, a producciones propias del activismo como fanzines, blogs, grupos, redes sociales. Eso permite que un sentimiento que puede ser de soledad de ser el único en tu pueblo o la única en tu pueblo se transforma en ser parte de una red que está en comunicación, que intercambian información, que se banca mutuamente. Y me parece que eso salva vidas. En una población que tiene el índice de suicidios más alto del planeta. Entonces, quizás, salva vidas. Poder decir ‘Che, estoy como el orto’ y que alguien del otro lado del planeta que está despierto a la misma hora te diga ‘No, pará, ¿qué te pasa? Chateémos. Nos cagamos de risa un rato.’ Bueno, tal vez esa noche la piba no se suicida. Entonces, para mí es fundamental. También es fundamental que las pibas no solamente sepan usar la computadora, sino tener experticia, tener conocimientos técnicos para arreglárselas cuando la computadora les falla, para ayudar a otras cuando la computadora falla a otras, para llamar a otra cuando la computadora nos falla a nosotras. Tejer redes en las cuales podemos aprender entre nosotras. No depender.

Libros a la venta en la Grog&Tor

– ¿Por qué es importante saber de seguridad informática?

Pao: Es una forma de autodefensa.

Colette: Yo lo veo fundamental para todo. Para la vida. Hay que pensar que todo lo que hacemos en internet, es público. Si uno no toma los recaudos, es público. Es como si estuvieras en la calle gritándole a otra persona y todo el mundo se entera. Y de lo que se trata es de entender que, por ejemplo, la nube es una compu que está en la casa de alguien, o la internet en general, todo programa, todo servidor, está en algún lugar físico. En ese lugar físico, uno no sabe qué hace la persona con la información que uno comparte en internet. Por eso es fundamental empezar a preguntarse al menos qué es lo que pasa cuando uno utiliza ciertos programas, sobre todo para comunicarse. Porque comunicarse es expresar datos propios personales, brindar lugares que frecuentás, círculos de amistad. Cosas que son muy valiosas para algunas personas porque esos datos muchas veces se venden. La idea es ser cada vez más anónimos en internet. Hay que investigar quién maneja las herramientas, si se pueden auditar o no. Es decir, si es software libre, uno puede ver de dónde viene y cómo está hecho ese programa. Si no es software libre, no podés ver nada. No sabés exactamente cómo está hecho, no sabés si esto guarda la información que le compartís. Hay herramientas que permiten ser un poco más anónimos, ya sea un navegador, ya sea para mandar mails. Esto es lo que más vemos en estos talleres en general. La gente viene con alguna inquietud y les ayudamos, y muchas veces se van con el celu con un sistema operativo libre, o con una cuenta de mail que te permita cifrar los mails, es decir, pasarlos a un lenguaje donde nadie te los pueda leer. Lo que hay que erradicar es pensar que te tenés que ser anónimo en internet porque querés ocultar algo. En realidad, te tiene que ser normal. Porque es importante tener privacidad, básicamente.

Libros a la venta en la Grog&Tor

Lobito: Si la política es un juego de cartas, es como que la policía te puede ver las cartas. La idea es que se puedan organizar de manera segura sin que la policía los identifique, les pinche las conversaciones, se infiltre.

Colette: A veces cae gente con eventos de facebook impresos para clausurar espacios populares. Por eso es importante cuidar esas cosas. Muchas veces pasa eso. Es tan público todo que les facilitás el trabajo a gente que quiere oprimirte.
Uno tiene algunos hábitos porque le salió así, porque la sociedad es así. Es lo mismo que con el feminismo. Cuando uno milita, tiene muchos hábitos arraigados que son horribles y los trata de cambiar día a día. Es igual. Es una ideología, es algo que uno trata de construir día a día, personalmente. Obviamente, salvando las distancias. Es algo que uno hace para uno y para los demás.

—- Para conocer más:

En el Centro Cultura Tierra Violeta:

Febrero: Taller de terminales GNU/Linux. Viernes 8, 15 y 22 – 16 a 18hs

Marzo: Consultorio Tecno. Todos los viernes – 16 a 18hs

Taller de herramientas de oficina: planillas de cálculo. Todos los miércoles – 16 a 18hs

Revista Digital Feminista dedicada a la tecnología GenderIT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *