“La yuta que te parió”. Continuidades de la represión y la violencia.

Por Jennifer Löcher. Fotos por Alma Viajera Libertaria para Revista Del Mar al Caracol. 24 de marzo de 2018. Son las dos de la tarde y estoy viajando en subte hacia el centro. Más se acerca al destino, más se va llenando de gente con remeras blancas, prendedores que hacen alusión a los derechos humanos, niñas y niños, gente mayor, adolescentes. Gente que va en grupo, gente que va sola. A cuatro estaciones del destino, se empieza a escuchar un canto desde tres vagones adelante, manos marcando ritmo, una ola que se extiende rápidamente y a la que se suman sin pensarlo dos veces todas las personas que veo: “Olé olé, olé olá, como a los nazis les va a pasar, a donde vayan los iremos a buscar”.

Pude hacerlo y disfruté un montón: Historia de una trabajadora sexual.

Por Beatriz González. Muchas olas hay en el mar que se alzan para hablar del trabajo sexual, muchas de ellas agarrándose del uso de la tercera persona para opinar. Con sus voces, cargan en las espaldas de esos ellos, ellas, él, ella, ladrillos pesados de muros que los colindan pero no les pertenecen. Pesos de jaulas nefastas, como la de la trata, que fácilmente se confunden con la autonomía del cuerpo que dice yo. En medio de la marea está Nina León, quien en su camino por apoderarse de su yo nos cuenta su experiencia como trabajadora sexual.