Editorial Mayo. Congreso, Justicia y Universidades: necesitamos prácticas feministas

2018 puede llegar a ser un año histórico. Puede ser el año en que una de las demandas centrales del movimiento feminista y del movimiento de mujeres sea atendido por las y los legisladores: la legalización del aborto. Desde que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó por séptima vez el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) el 6 de marzo, se inició un debate en las comisiones del Congreso para que se realice una votación en junio. En los debates se están presentando personas, organizaciones y agrupaciones de todos los sectores de la sociedad para exponer sus argumentos a favor y en contra de la aprobación de la ley. Mientras, las calles alrededor del Congreso se llenan de verde cada vez que se debate adentro. Los pañuelos aparecen en todas las esquinas. Nos vemos y sabemos que somos muchas.

Luchamos por ser personas: legalizar el aborto

Por Jennifer Löcher. Ilustración por Maricielo. El Congreso de la Nación está siendo escenario de un debate histórico alrededor de una pregunta: ¿se va a legalizar la interrupción del embarazo? Un interrogante que está recorriendo las calles, las oficinas, las casas. El 6 de marzo, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito – una alianza feminista con la adhesión de más de 300 grupos y organizaciones – presentó por séptima vez el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que cuenta con el apoyo de legisladores y legisladoras de todos los partidos.