¿Y ahora qué? Editorial Septiembre–Octubre

El Senado rechazó el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. ¿Y ahora qué? Nos abrazamos, analizamos qué pasó y nos damos cuenta de que logramos media sanción de una ley que parecía imposible. Sin embargo, la frustración es grande porque estuvo muy cerca la posibilidad de conquistar el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. El derecho a no morir por abortos inseguros. La palabra derecho casi queda chica. La necesidad. Y en tanto necesidad, las feministas ya se organizaron hace tiempo y generaron redes de apoyo y acompañamiento para mujeres y varones trans que quieren abortar. Una de esas redes es federal y – ¿por suerte? ¿lamentablemente? – crece constantemente. Carola de Córdoba y María de Catamarca explican el funcionamiento de Socorristas en Red – Feministas que abortamos. Leer más. Mirá también la vigilia del 8A a través de los ojos de Alma Viajera Libertaria. Ir a la […]

Lo atamos con alambre. Servicio eléctrico en el sur de la ciudad

Por Fernanda Miguel. Foto de portada: Gentileza de La Garganta Poderosa. Para casi cualquier vecino o vecina de la ciudad es normal prender varias luces, cargar el celular y mirar la televisión al mismo tiempo, pero para las y los vecinos del Barrio Fátima (y otras villas de la CABA) esto es una lotería. En invierno, la situación se agrava porque aumenta el consumo para estufas y otros artefactos. Entre los sucesos más “livianos” pueden pasar toda la noche sin luz, en el más drástico, debido a la infraestructura deficiente, las conexiones explotan e incendian casas que en muchos casos se llevan vidas.