Lo atamos con alambre. Servicio eléctrico en el sur de la ciudad

Por Fernanda Miguel. Foto de portada: Gentileza de La Garganta Poderosa. Para casi cualquier vecino o vecina de la ciudad es normal prender varias luces, cargar el celular y mirar la televisión al mismo tiempo, pero para las y los vecinos del Barrio Fátima (y otras villas de la CABA) esto es una lotería. En invierno, la situación se agrava porque aumenta el consumo para estufas y otros artefactos. Entre los sucesos más “livianos” pueden pasar toda la noche sin luz, en el más drástico, debido a la infraestructura deficiente, las conexiones explotan e incendian casas que en muchos casos se llevan vidas.