2×1 no es negocio: Nunca Más

Por Claudia Estanga. La Plaza de Mayo se llenó de pañuelos blancos. 500000 personas volvieron a gritar “nunca más” la tarde del 10 de mayo. El fallo de la corte suprema que otorga el beneficio del 2×1 a los genocidas presos por delitos de lesa humanidad se convirtió en un repudio imparable y masivo, lleno de pañuelos, gritos de justicia y fuerza colectiva. Palabras y motivos que nos cuentan mientras marchamos, imágenes y voces que escuchamos desde una plaza colmada de luchas y convicciones vivas.