Editorial Mayo. Congreso, Justicia y Universidades: necesitamos prácticas feministas

2018 puede llegar a ser un año histórico. Puede ser el año en que una de las demandas centrales del movimiento feminista y del movimiento de mujeres sea atendido por las y los legisladores: la legalización del aborto. Desde que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó por séptima vez el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) el 6 de marzo, se inició un debate en las comisiones del Congreso para que se realice una votación en junio. En los debates se están presentando personas, organizaciones y agrupaciones de todos los sectores de la sociedad para exponer sus argumentos a favor y en contra de la aprobación de la ley. Mientras, las calles alrededor del Congreso se llenan de verde cada vez que se debate adentro. Los pañuelos aparecen en todas las esquinas. Nos vemos y sabemos que somos muchas.

No sé qué esperan. Érica sobrevivió un intento de femicidio y su agresor camina libre.

Por Jennifer Löcher. Érica Obregón de Florencio Varela tiene 17 años. El 31 de mayo de 2017, su exnovio intentó matarla. Lo denunció y él tiene prisión domiciliaria pero no la respeta. La justicia desestima las denuncias y pruebas de Érica y su madre Georgina Nuñez Ábalos de que él anda libre por el barrio. Érica cuenta que “se paraba en la esquina y silbaba, sabiendo que yo sabía que era él, y me gritaba. Entregamos testigos, pruebas, todo, y aún así no le revocan la prisión domiciliaria. No sé qué esperan.” Y su madre agrega que “él no tiene por qué tener el beneficio del arresto domiciliario. No es una persona mayor ni está enfermo.” La causa está caratulada como intento de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género en el Juzgado Juvenil N°1 de Florencio Varela. El 14, 15 y 16 de mayo […]

Las pibas, un paso adelante. Impactos del #8M

Por Sabrina González. © Fotos por Alma Viajera Libertaria para Revista Del Mar al Caracol © Ilustración de tapa por Maricielo para Revista Del Mar al Caracol Los pañuelos verdes inundaron las calles el pasado 8 de Marzo con la consigna Aborto legal, seguro y gratuito. Medio millón de mujeres en Argentina, organizadas e independientes, unidas en un grito que atravesó las fronteras. La voz de Camila Garré se hace escuchar entre las miles de jóvenes militantes que se ponen la camiseta del feminismo y salen a la cancha a defender nuestros derechos bañadas en purpurina y con la sororidad como bandera.

Editorial Enero. Feminismos en profundidad: Paro de Mujeres y Trabajo Sexual.

En plenos meses de verano y vacaciones, el movimiento feminista no para de organizarse. En varias provincias del país ya se reunieron mujeres, lesbianas, bisexuales, trans y travestis para empezar a preparar el Paro Internacional de Mujeres 2018. Por segunda vez, el 8 de marzo va a ser la fecha de un paro general. Esta modalidad de un paro económico busca evidenciar que la economía productiva se sostiene gracias a los trabajos no remunerados que realizan mujeres e identidades feminizadas.

La solidaridad es nuestra arma. Asambleas del Paro Internacional de Mujeres.

Por Jennifer Löcher. Miles de mujeres, lesbianas, travestis y trans se juntan en asambleas abiertas en todo el país. Se conocen. Hablan de sus vidas, violencias, trayectorias. Se dan cuenta de que no están solas. Lo personal se vuelve político. Y organizan un paro general para reclamar por sus derechos. Esto ocurrió por primera vez el año pasado en Argentina y se está repitiendo en este momento: ya se está organizando el Segundo Paro Internacional de Mujeres para el 8 de marzo. No hay jefa ni presidenta ni conducción: el Paro Internacional de Mujeres se organiza en asambleas horizontales en todas las provincias. Este método de la autogestión se conoce bien en el movimiento feminista, es así como también se organiza el Encuentro Nacional de Mujeres todos los años: entre todas, federal, sin nombres propios. ¿Por qué hacer un paro? Porque no se respetan los derechos de las mujeres y […]

Sororidad y lucha. Retrospectiva del Mar Feminista 2017.

Por Jennifer Löcher. En la Revista Del Mar al Caracol nos sabemos parte del movimiento feminista y acompañamos, desde nuestro lugar de comunicadoras, las diferentes iniciativas, organizaciones y personas que buscan la transformación social, cultural y material para lograr una vida con igualdad de oportunidades, sin violencia machista y con la sororidad que aprendimos a valorar a través de décadas de lucha.

Feminismo en Chaco. Preparando el bolso para el 32° Encuentro Nacional de Mujeres.

Por Jennifer Löcher. Este año, se esperan alrededor de 70 mil mujeres, lesbianas, travestis y trans para el 32° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Resistencia, Chaco. La voz de Hilda Sánchez nos introduce en el trabajo que realiza el Movimiento Clasista Combativo, también llamado Mujeres Clasistas Combativas (MCC) en dicha ciudad y nos lleva por el camino que están abriendo las mujeres del movimiento en algunos de los barrios periféricos de la ciudad, por la sororidad con las compañeras que sufren situaciones de violencia, la autogestión de la Casa de la Mujer, el trabajo con niñas y niños en un contexto de narcotráfico y pobreza y la ausencia e inacción del estado. Chaco es una provincia con fuerte presencia tanto de la iglesia católica como de las iglesias evangelistas que hacen pie en las mentes y dan sostén a prácticas conservadoras, machistas y patriarcales de gran parte de la […]

El sindicato nos dijo que no teníamos que exigir. Comisión de Mujeres Pepsico.

Por Jennifer Löcher. La voz de Silvina Pérez, una de las mujeres despedidas de Pepsico, cuenta con orgullo del paso firme que tuvieron las mujeres en la fábrica y la conquista de derechos que hacen recordar las luchas de mujeres en las fábricas de principios del siglo XX. Cuando nombra a la coordinadora de la comisión de mujeres, se le dibuja una sonrisa que transporta momentos de sororidad hechos cuerpo.

La voz que habla: Agostina Invernizzi. Cacería después del Paro Internacional de Mujeres. Crónica

Por Jennifer Löcher. Detenciones arbitrarias, violencia institucional, criminalización de la protesta. Luego del Paro Internacional de Mujeres el 8 de marzo, se desató una cacería para detener a mujeres, horas después de haber terminado la marcha. El relato de Agostina Invernizzi sobre su detención y la noche en manos de la policía pareciera ser de otras épocas, más oscuras, más desprotegidas. ¿Cuándo fue la última vez que hubiera sido un peligro manifestarse pacíficamente por derechos humanos? ¿Nos estamos dando cuenta de los pasos que estamos dando hacia el desmantelamiento de garantías fundamentales?